jueves, octubre 26, 2006

Estudiantes de la Plata - Cuna de Goleadores

Desde hace más de una década, Estudiantes no tiene necesidad de salir a comprar lo más apreciado y costoso del fútbol: el gol. Se autoabastece como poco equipos del fútbol argentino lo han hecho, con una continuidad y variedad de especialistas llamativas. Porque en la secuencia de centrodelanteros que fue promoviendo domina más la diversidad de características que el molde definido. Hay altura (en Palermo), agilidad (en Luciano Galletti), versatilidad (en Farías), contundencia (en Calderón), sagacidad (en Romeo) y potencia (en Pavone).Los seis surgieron en Estudiantes y, salvo Pavone, que está en pleno progreso y expansión con la camiseta pincharrata, los demás se abrieron paso en otros clubes y mercados con la efectividad como carta de presentación. 206 conquistas festejaron con la casaca albirroja. El punto de partida de esta historia que encadena biografías se puede situar en 1991, con el debut de Palermo, el primero en abrir esta seguidilla goleadora que continúa en la actualidad con el centroatacante de Boca y los otros cinco apellidos. A continuación un repaso sobre cada uno.

Palermo . En su primera época en Estudiantes no era el preferido del técnico Miguel Angel Russo, a quien se le atribuye la frase de que el N° 9 era más apto "para cortar el pasto" que para jugar al fútbol. Fue suplente de Calderón en la campaña del ascenso de 1994/95. Ya en primera, se produjo su explosión, con 31 tantos en dos temporadas, registro que le valió la transferencia a Boca. Carlos Bianchi lo definió como "el optimista del gol". Muy buen cabezazo, una zurda siempre lista y una confianza absoluta para sacar provecho de maniobras inverosímiles definen a este atacante que supo ser el "Loco" y ahora se lo ve mucho más aplomado. En Boca fue el máximo anotador en el Apertura 98, con 20 goles. En España (Villarreal, Betis y Alavés) no le fue bien. Hoy en 2006 sigue vigente.

Jose Luis Calderón . Con 17 años llegó de Defensores de Cambaceres. Vital en el ascenso a primera de 1995, cuando anotó 26 goles, acompañado por Juan Sebastián Verón. En 1996 comenzó el primero de sus tres ciclos en Independiente, donde se consagró scorer en el Clausura 99, con 17. En el exterior, su marca más fructífera fue en Atlas (México), en 2001/02, con 22 goles. Hoy por hoy y despues de una previa escala en Arsenal tambien exitosa sigue haciendo goles en Estudiantes.

Bernardo Romeo Estudiantes no disfrutó su mejor versión. Sólo cuatro goles en tres temporadas fueron un ínfimo indicio de su despertar en San Lorenzo, donde señaló 60 tantos entre 1998 y 2002 y figuró al tope en la lista del Clausura 2001, con 15, para llevar al Ciclón a la obtención del título. Luego se adaptó a la dureza del fútbol alemán: hizo 35 goles para Hamburgo en cuatro temporadas. Se repuso a una grave operación de cintura y desde principios de este año aceptó el llamado de Héctor Cúper para el arduo objetivo de salvar a Mallorca del descenso. Es una delantero más intuitivo que físico, de muy buena colocación y serenidad para el remate final.

Luciano Galletti . Otro importante valor que a Estudiantes le costó retener. Con apenas dos encuentros en primera se apresuró a la aventura europea, sin mayor participación en Parma y Napoli. Su carrera se relanzó en Estudiantes, en la temporada 2000/01, con 9 conquistas. Luego sí estuvo más preparado y formado para emigrar, como lo demuestran los cuatro años que lleva en Zaragoza. No es un goleador serial, un depredador, pero en España se hizo la fama de aparecer en las grandes citas. Hizo el gol de la victoria en el suplementario de la final de la Copa del Rey, ante Real Madrid. "Nunca hago muchos goles, pero suelen ser importantes", se define el Huesito. Delantero apto para moverse por sectores externos y aparecer por sorpresa.

Ernesto Farías . Dejó un legado de 95 festejos, incluidos los 12 con los quedó como N° 1 en el Apertura 03. River lo repatrio luego de no ser muy tenido en cuenta en Palermo (Italia) y en pocos cotejos se adueño de la titularidad. No sobresale en ningún rubro pero tiene de todo un poco: cabezazo, disparo, puntería, frialdad y capacidad de desmarque.

Mariano Pavone. El último cañonero pincharrata, plenamente vigente. De el decia "Paso a Paso" Reinaldo Merlo que por sus condiciones se parece a Batistuta. Superó la etapa de descreimiento y resistencia del público, al que convenció con su potencia para aguantar las marcas y buscar el arco. Asumió la responsabilidad de llenar el hueco que había dejado la partida de Farías.

FuenteDe la Redacción de LA NACION y la propia inspiracion de Futbolero Estadistico

Algunos otros destacados que vinieron de las inferiores del Pincha; Luciano Galletti 26 años ,11 goles en 63 partidos. Pablo Luguercio (el tarado que en el sexto gol de un 6 a 0 se besa la camiseta y tribunea),Alejandro Russo, Ruben Capria, Sergio Gurrieri.

View My Stats--> imagen

2 comentarios:

La Pelota dijo...

Es muy cierto esto. Siempre hablando con amigos les digo que el Pincha es cuna de goleadores y Central de arqueros (Bonano, Abbondanzieri, Buljubasich, Tombolini, Ojeda ahora...). Lo de Estudiantes no sé a qué se deberá, pero la verdad que se destacan en algo que no es fácil de conseguir: los goleadores. Personalmente me gusta mucho el presente de Pavone. A su potencia le va agregando juego, y no deja de marcar goles. Pero me quedo con el Loco, un grande de Boca. Saludos.

Futbolero Estadistico dijo...

Podriamos agregar al listado de Goleadores surgidos en Estudiantes LP a alguien que no era 9 pero que hacia goles: Patricio Hernandez, en 195 partidos hizo 56 goles(solo en Estudiantes)